M u l t i n a t i o n a l - B l o g - o f - A r t - a n d - L i t e r a t u r e - f r o m - D e n v e r

Sunday, October 30, 2011

Mano Carlos (La Rebelión) - Rómulo Gallegos (1884-1969) Venezuela


«         Esto fue cuando Juan Lorenzo tenía cinco años.
            Una noche, a las primeras horas, estaba él en las piernas de la madre, que le cantaba para dormirlo, cuando llegó un hombre a la puerta y dijo:
            —Señora, dígale a Mano Carlos que aquí está Julián Camejo que viene a cumplile lo ofrecio.
            Efigenia dejó al niño en la mecedora y entrando en el cuarto del marido se acercó a la hamaca donde él estaba y le dijo, con su voz de sierva sumisa que habla al amo que acaba de azotarla:
            —Que ahí está Julián Camejo que viene a cumplirte lo ofrecido.
            El hombre saltó de la hamaca y se precipitó fuera del cuarto a grandes pasos, a tiempo que desabrochaba la tirilla del revólver en la faja que llevaba siempre al cinto.
            Efigenia comprendió entonces lo que iba a suceder pero no hizo nada por evitarlo, paralizada por el terror. Juan Lorenzo que estaba mancornado en la mecedora, se enderezó rápidamente cuando el padre atravesó el corredor, dirigiéndose a la calle.
            Transcurrieron los instantes precisos para que el Comandante Carlos Gerónimo Figuera atravesara el zaguán; pero a Efigenia le parecieron infinitos, porque durante ellos estallaron en su cerebro un tropel de pensamientos que, para sucederse unos a otros habían requerido largo espacio de tiempo. Esperando oír el disparo inevitable le pareció que dilataba tanto que se preguntó mentalmente: ¿Cuándo sonará?
            Por fin oyó. Algo espantoso que no se borraría jamás de su memoria: un quejido estrangulado, corto, angustioso como un hipo mortal, y luego el ruido del portón contra el cual había caído algo muy pesado.
            Mucho tiempo después Efigenia recordó que entonces había dicho ella, lentamente ya a media voz: ¡ya lo mataron!; y que afuera, en la calle, en todo el pueblo, en el aire, había un silencio horrible.
            Luego comenzaron a oírse voces de los vecinos agrupados en la puerta. Lamentaciones de mujeres que parecía que hablaban tapándose las bocas con las manos trémulas de espanto:
            —¡Ave María Purísima! ¡Dios me salve el lugar!
            Un hombre que decía:
            —¡Lo sacó de pila!
            Una voz autoritaria:
            —No lo atoquen. Hasta que no venga el Jugao no se pué levantá el cuerpo.
            Voces lejanas:
            —¡Cójanlo! ¡Cójanlo!
            Poco después, Juan Lorenzo, que había quedado inmóvil en su asiento del corredor, vio que unas mujeres abrían la entrepuerta para dar amplio paso a los que traían el cadáver del Comandante Figuera. Cautelosamente fue deslizándose en el asiento hasta alcanzar el suelo y sin quitar la vista de la puerta por donde iba a aparecer aquella cosa horrible. Luego echó a correr hacia donde estaba la madre.»



Mano Carlos es la primera parte completa del cuento La Rebelión, escrito en Caracas en 1922, por la pluma magistral del gran Rómulo Gallegos.

Rómulo Gallegos y Pablo Neruda en Macondo,
la casa de Miguel Otero Silva, Caracas 1959.


Rómulo Ángel del Monte Carmelo Gallegos Freire (1884-1969) fue un novelista y político venezolano nacido en la ciudad de Caracas.

Por un período de nueve meses fue presidente electo de la república de Venezuela en 1948. De origen humilde Gallegos se inició como maestro, escritor y periodista en 1903.

Película mexicana de Fernando
de Fuentes en 1943.

Su novela Doña Bárbara fue publicada en 1929 de cuya crítica al dictador Juan Vicente Gómez le valió la salida forzada de su país.

El prestigioso Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos fue creado en su honor en 1964.
Otras obras, como Pobre Negro (1937) y Canaima (1935), han alcanzado gran difusión con traducciones a muchos idiomas. Varias de sus novelas han sido llevadas al cine, la televisión y el teatro. Sus cuentos y relatos breves, desafortunadamente, no son tan difundidos como sus novelas.

Durante doce años (1910-1922) Gallegos publicó treinta y tres cuentos, algunos de los cuales fueron incorporados como capítulos de su novela Reinaldo Solar (1913).




Mario Vargas Llosa recibiendo el premio del propio
Rómulo Gallegos en su primera edición en 1967. 






jmc.



Sunday, October 23, 2011

Ernest Hemingway (1899-1961) USA

Foto de pasaporte en 1923
«Aunque soy católico nunca he tenido mucha admiración por los mártires o santos...
Una de las cosas buenas de la Iglesia, corríjanme si me equivoco, es que tienen un límite de tiempo definido antes de que podamos convertirnos en santos ...
Por supuesto, por otro lado, se permite la entrada de personas como Juana de Arco, que fueron la mierda de la vida, pero desarrollaron organizaciones maravillosas de publicidad después de su muerte.»




Extracto de una carta de Hemingway a Ernest Walsh —editor y promotor literario— en una aparente declaración de su fe religiosa, quizá motivada a raíz de su creciente interés en Pauline Pfeiffer —más tarde, su segunda esposa—, cuando aún estaba casado con Elizabeth Hadley, su primera esposa.


Ernest Miller Hemingway nació en Oak Park, Illinois, en 1899. Él hizo más para cambiar el estilo de la prosa en Inglés que cualquier otro escritor del siglo veinte, y por sus esfuerzos le fue concedido el Premio Nobel de Literatura en 1954. Hemingway escribió en frases cortas y aclarativas y era conocido por su prosa dura y escueta. 


La publicación de The Sun Also Rises y A Farewell to Arms estableció de inmediato a Ernest Hemingway como una de las mayores luces de la literatura del siglo pasado. Como parte de la comunidad de expatriados en 1920 en París, el ex periodista y conductor de ambulancia durante la Primera Guerra Mundial, comenzó una carrera que le permitieron saltar a la fama internacional.


Con Antonio Ordoñez
en El Escorial en 1959

Hemingway era un aficionado a las corridas de toros y la caza mayor. Sus principales protagonistas eran siempre hombres y mujeres de coraje y convicción, que sufrieron heridas invisibles, tanto físicas como mentales. 
Cubrió la guerra civil española, retratándola en la ficción en Por quién doblan las campanas, y también cubrió la Segunda Guerra Mundial. Poco después de la publicación de El viejo y el mar en 1952, Hemingway se fue de safari a África, donde casi muere en un accidente de avión que lo dejó en el dolor y la convalecencia durante gran parte del resto de su vida.


Casa del escritor en Cuba


Hemingway se casó cuatro veces y dividía su residencia permanente entre Key West, Florida y la isla de Cuba durante la década de los treintas y los cuarentas, pero en 1959 se trasladó de Cuba a Ketchum, Idaho, donde se suicidó en el verano de 1961. 




jmc.

Sunday, October 16, 2011

Hablando de Fotografía (parte II)

En mi reseña pasada les mencioné unos cuantos proyectos en los que estuve involucrado y también les propuse la interrogante ¿Qué tienen que ver los eventos musicales y gastronómicos con la fotografía o el arte? Pues bien, en esta entrega les explico a que me refiero con mi pregunta. Mi participación en estos eventos es evidentemente como fotógrafo. Para el festival de arte de Cherry Creek, mi equipo de fotógrafos y yo nos encargamos de documentar el evento por completo. El estilo fotográfico es “periodístico” - para definirlo de alguna manera - y tenemos la divertida tarea de visitar y disfrutar de todo el programa, fotografiando las actividades, arte y espectáculos que se presentan durante los tres días del festival.

Obviamente que la parte fotográfica está clara, pero, lo que me mantiene en ascuas - y a la espera del siguiente festival -, es el reto que se presenta al tomar fotos en eventos públicos, al aire libre y de participación masiva. Les explico, cuando estamos en una fiesta, por ejemplo, de seguro alguien toma fotos, pero luego cuando vemos esas fotos, notamos que los sujetos principales en la escena se camuflan y se difuminan en el plano posterior o “background” - como se le conoce en Inglés- , el tono de la piel y los colores de la imagen en general están distorsionados y el encuadre de la escena no es interesante. De igual manera, cuando estoy trabajando en este tipo de eventos, las condiciones fotográficas varían rápidamente, especialmente la luz. Su calidad y cantidad cambian constantemente. El encuadre se hace más difícil de obtener debido a la cantidad de gente en asistencia y a que las actividades se desenvuelven rápidamente, lo cual requiere anticipar la acción. El reto es documentar el acontecimiento de manera creativa y al mismo tiempo producir imágenes técnicamente correctas. Este tipo de eventos nos mantiene atentos como fotógrafos, nos ayudan a “ejercitar” los conocimientos técnicos fotográficos y nos ayudan a tomar decisiones rápidas.

Mientras trabajaba en mis proyectos, pensé que a mis lectores les serían útiles algunos puntos técnicos. Les aconsejo que para mejorar sus fotografías, en situaciones similares, presten atención a lo que está pasando detrás del sujeto principal. De manera que no haya una competencia entre el sujeto y el plano posterior. También procuren prestar atención a lo que se conoce como “líneas convergentes”, las cuales interceptan al sujeto - la rama de un árbol, o un poste de luz saliendo de la cabeza del sujeto, por ejemplo - , y por último, utilicen el flash de la cámara, especialmente si los sujetos están en la sombra o tienen una gorra o sombrero puesto - la típica escena en la playa, o en el parque donde no se distinguen bien las facciones del sujeto.

¿Sólo tienen una cámara de bolsillo? Muchas cámaras automáticas tienen la opción de poner el flash fijo, de manera que el flash dispare siempre, aunque estén en un sitio asoleado. Lean el manual de su cámara para aprender como hacer esto. Si no tienen el manual de la cámara, lo más seguro es que lo puedan encontrar haciendo una búsqueda en la Internet.

En mi siguiente artículo, les daré más “tips” para mejorar sus fotos. Dejen sus preguntas o comentarios debajo y les contestaré en mi próxima entrega.


“Tú no tomas una fotografía, la haces” – Ansel Adams.


fm.


Las imágenes utilizadas en este articulo para fines educativos son propiedad de su(s) autor(es).

Saturday, October 8, 2011

Antología: You don’t have a clue (Latino Mystery Stories for Teens) - 2011


El pasado mayo tuvimos la grata oportunidad de asistir a la promoción del libro de antología You don’t have a clue (Latino Mystery Stories for Teens) —dieciocho deliciosos cuentos de misterio para jóvenes— por escritores latinos residentes en distintas ciudades estadounidenses. Cabe destacar que estos escritores norteamericanos —a excepción de Bertha Jacobson que creció en México y el escritor y periodista Juan Carlos Pérez-Duthie que nació en Puerto Rico— están considerados entre lo más destacado de la literatura chicana y la literatura latina estadounidense contemporánea; son parte activa de movimientos literarios y docentes en importantes universidades e institutos en los Estados Unidos. Han participado en US Latino Literature, Latina and Latino Writing, Texas-Mexican Literature, Latino Mystery, Chicana and Chicano Studies, Texas Poetry, Society of Latino and Hispanic Writers, Indian Country Noir, Contemporary Southern California Literature, Sudden Fiction Latino, Chicano/Latino Literacy, entre otros.

Manuel Ramos (izquierda) y Mario Acevedo
El evento contó con la amena participación de los escritores latinos locales, Manuel Ramos y Mario Acevedo, los cuales, muy efusivamente, autografiaron y leyeron fragmentos de sus cuentos Back Up, y No Soy Loco, respectivamente.

Asimismo participaron niños de una escuela primaria local, los cuales tuvieron la envidiable oportunidad de leer sus propios micro cuentos de misterio, demostrando a los asistentes sus habilidades literarias de lozana inspiración creativa. Entre los admirables cuentos leídos por los niños en el evento presentado en la conocida librería Tattered Cover de Denver, podemos destacar Grave Yard de Jacob Ornelas, The Mysterious Kidnap de Kayna Valdez, y —la que más me impresionó— Laguna Negra, de la niña del octavo grado, Stephanie Peraza, la cual fue escrita en español.


En este alucinante e imprescindible libro, You don’t have a clue (Latino Mystery Stories for Teens), te puedes topar con historias, desde jovencitas desaparecidas, hasta secuestros y cuerpos desmembrados. Los jóvenes lectores —adultos también— encontrarán todo tipo de enigmas inimaginables. Hay un poco de todo, para todos: extraterrestres, fantasmas e inclusive hasta un dios azteca haciendo apariciones. Estas historias fantásticas, de escritores latinos —todas escritas en inglés—, atrapan el suspenso y la imaginación del lector hasta la última página.

Esta antología es el resultado del incansable trabajo literario de la editora Sarah Cortez y Piñata Books, impreso por la editorial Arte Público (2011), perteneciente a la Universidad de Houston en Texas.
Cortez es la autora del libro How to Undress a Cop —Cómo desnudar a un policía—, fue ganadora del PEN Texas Literary Award en poesía. Ha sido editora de varias antologías de misterio por escritores latinos. Sarah Cortez, como oficial de policía, no es extraña al crimen ni al misterio, tanto al ficticio, como al de la vida real. Actualmente vive y trabaja en Houston, Texas.


El escritor Manuel Ramos en la
librería Tattered Cover de Denver
Los dejo con la original e interesante lista de sus autores y sus obras, léanlos, no se arrepentirán:

No Soy Loco, de Mario Acevedo
No One Remembers, de Patricia S. Carrillo
For You, Mother, de Sarah Cortez
The Tattoo, de Alicia Gaspar de Alba
No Flowers for Marla, de Nanette Guadiano
As the Flames Rose, de Chema Guijarro
Losing Face, de Carlos Hernandez
A Starring Role, de Bertha Jacobson
All the Facts, A to Z, de Diana López
Hating Holly Hernandez, de R. Narvaez
Carbon Beach, de Daniel A. Olivas
The Librarian, de Juan Carlos Pérez-Duthie
The Red Lipstick, de L.M. Quinn
Back Up, de Manuel Ramos
The Right Size, de René Saldaña Jr.
Nuts, de Sergio Troncoso
Belle, de Ray Villareal
Valentine Surprise, de Gwendolyn Zepeda







Reseña escrita por: John Montañez Cortez

Thursday, October 6, 2011

Tomas Tranströmer (1931) - Suecia (Konungariket Sverige)

Tomas Tranströmer
El escritor, poeta y traductor sueco Tomas Tranströmer acaba de ganar el Premio Nobel de Literatura 2011.

A pesar de que su producción literaria no es muy prolífica, la poesía de Tranströmer ha sido muy influyente en Suecia, así como en el resto del mundo.

Su trabajo se desarrolla dentro del lenguaje modernista, así como expresionista/surrealista, de la poesía del siglo veinte. En 1990, Tranströmer sufrió un derrame cerebral que le afectó el habla, pero él sigue escribiendo.

El Nobel le fue otorgado "ya que, a través de sus condensadas y translúcidas imágenes nos dan un acceso fresco a la realidad".

Felicidades a Tomas Tranströmer y al pueblo sueco.


jmc.

Sunday, October 2, 2011

Franz Kafka (1883-1924) Praga (Österreichisch-Ungarische Monarchie)


Quizá la fotografía más famosa
de escritor alguno.
«Mi querido Max:

Son las doce y media de la noche, en otras palabras, un momento inusual para escribir cartas, incluso en una noche tan caliente como esta. Las polillas ni siquiera vienen a la luz. Después de mis asoleados días felices en el bosque de Bohemia —las mariposas allá vuelan tan alto como las golondrinas de casa—, he estado en Praga cuatro días, y tan impotente. Nadie me soporta, y no soporto a nadie, pero lo segundo es sólo el resultado de lo primero; sólo tu libro, el cual estoy leyendo corrido, me hace bien. Se trata de un largo tiempo desde que no estaba en una miseria tan profunda, sin ningún tipo de explicación. Siempre y cuando siga leyendo, me aferro a ello, incluso si de ninguna manera intento socorrer a los infelices; pero si no hago esto, tengo tanta urgencia de ir a buscar a alguien que sólo me de una palmada amistosa, ayer fui a un hotel con una prostituta. Ella es demasiado vieja para sentir más melancolía; pero está triste, a pesar de que no se percata de ello, que uno no es tan amoroso con una puta como lo es con una amante. No le traje ningún consuelo, porque ella no me trajo ninguno.

Franz»



Max Brod
Una de las innumerables cartas que Kafka le enviaba a su amigo, biógrafo y editor póstumo, Max Brod. Muchas de sus cartas, como ésta de 1908, ponen de manifiesto las ambigüedades de sus complicadas relaciones con el sexo opuesto. Dan testimonio de sus deseos y sentimientos insatisfechos en lo que al mundo femenino se refiere.
El libro que Kafka hace referencia en esta carta es la novela Norne-pygge Castle (1908), escrita por su amigo Max Brod.


Escultura en bronce de Kafka,
en Praga.
Franz Kafka nació en 1883 en Praga, en el seno de una familia judía de habla alemana. En 1903 se licenció en Derecho, y a partir de 1908 trabajó en un instituto de seguros para accidentes de trabajo. En vida apenas llegó a publicar algunos de sus escritos. En 1922 obtuvo la jubilación anticipada por causa de la tuberculosis, enfermedad que lo llevó a la muerte en 1924 en el sanatorio de Kierling, cerca de Viena. 
La obra de Kafka, entre las que se encuentran tres novelas, decenas de narraciones, borradores, aforismos y una copiosa correspondencia, fue publicada póstumamente por iniciativa de su amigo y albacea Max Brod, quién desobedeció el deseo expresado por Kafka de que se destruyeran todos sus textos.



La importancia de Kafka, y su condición de clásico indiscutible, no han hecho más que incrementarse con los años, hasta el extremo de ser únicamente considerado —por decirlo con palabras de Elias Canetti— como el escritor que más puramente ha expresado el siglo XX, y al que hay que considerar, por lo tanto, como su manifestación más esencial.




Franz Kafka




jmc.